Palming contra el parpadeo nervioso

El otro día me preguntaron qué se podía hacer cuando nos tiembla el párpado, generalmente por estrés y/o agotamiento. En este caso, y siempre que notemos los ojos cansados, podemos recurrir a la técnica que ya habíamos comentado del palming (Método Bates).


¿Cómo se hace?
1) Sentarse cómodamente y apoyar los codos en la mesa.
2) Frotar las manos unos segundos entre ellas.
3) Cerrar los ojos y colocar las palmas de las manos sobre ellos, de forma que queda un espacio hueco y cerrado
4) Relajar la mente, intentar no desviarse en pensamientos, y observar detenidamente la oscuridad de nuestros párpados. Respirar profundamente durante la relajación, que puede durar el tiempo que se desee. Lo ideal es entre 5 y 15 minutos.

Esta técnica no sólo relaja e hidrata los ojos, sino también la mente. También es muy efectiva cuando tenemos dolor de cabeza causado por la tensión ocular.

Deberíamos hacerlo cada día o cada x tiempo cuando estamos enfrente del ordenador, y lo podemos combinar con otros ejercicios como el parpadeo repetido, guiñar un ojo y el otro alternativamente, apretar y relajar ambos párpados, etc.

Si estamos en una situación bastante crítica podríams probar de poner unas gotas de Rescue (Flores de Bach) en nuestras manos antes de frotarlas, y hacer el ejercicio de la misma forma.

Comentarios