Sangre de murciélago

Como curiosidad, los egipcios antiguos tenían una alta incidencia de infecciones de ojo y de ceguera debido a su exposición constante al sol, a la arena y a las tempestades de arena. Para combatir la ceguera sufrida por tanta gente, los médicos egipcios aplicaban sangre de murciélago en los ojos de sus pacientes. Puesto que los murciélagos estaban diseñados para tener una visión nocturna excelente, asumieron que este tratamiento transferiría esa calidad a la gente, así que se la ponían en los ojos o la inyectaban en sus oídos.

No incluyo este post en la sección de remedios ya que lo cito simplemente como curiosidad, y también como ejemplo de que la medicina mal llamada alternativa no tiene más que mirar a su entorno natural, como ha hecho siempre, para hallar solución a nuestros problemas de salud.

Comentarios