Tratamiento de la vista con Flores de Bach: preparados, colirios, compresas.

Los colirios caseros y naturales son una excelente opción para mantener nuestros ojos hidratados y evitar el picor, la sequedad o la irritación que podemos sufrir por factores externos. De este modo evitamos posibles efectos secundarios y permitimos que sea el propio ojo el que fortalezca sus defensas.

Algunos colirios naturales están elaborados con ingredientes de origen vegetal, como por ejemplo la eufrasia, la manzanilla o la caléndula. No obstante, en este artículo proponemos ir un poco más allá de los principios activos de la planta para beneficiarnos de su propia energía.



¿Qué son las Flores de Bach?


Las Flores de Bach son unas esencias florales que nos ayudan a tratar trastornos físicos y emocionales de manera natural, potenciando las virtudes del propio organismo y sin crear ningún tipo de dependencia. Por este motivo son habituales en el tratamiento de niños, mujeres embarazadas, personas enfermas, etc. 

Estas esencias fueron descubiertas por el doctor Edward Bach a principios del siglo XX, Bach era médico, homeópata e investigador, y demostró unos dones muy sensibles a la hora de encontrar los remedios adecuados para cada desequilibrio psicológico. 

Las Flores de Bach y la vista


La gran ventaja de estas flores es que nos permiten tener en cuenta la parte emocional de cada enfermedad a la hora de tratarla, lo cual hace que el tratamiento sea más profundo, completo y efectivo. En este artículo, por ejemplo, podemos descubrir la posible causa emocional de los trastornos de la vista. 

Por lo tanto, las Flores de Bach pueden ser una gran herramienta para recuperar la vista, ya que en este proceso de recuperación necesitaremos realizar un tratamiento desde todas las perspectivas, así como tener en cuenta en qué momento empezamos a perder la vista, qué situación emocional estábamos viviendo en ese momento, cuáles son los rasgos de nuestra personalidad, etc. 

También será un tratamiento muy adecuado para cuando sufrimos un empeoramiento temporal de la vista por culpa de una situación de estrés



¿Cómo empezar el tratamiento?

En general, las Flores de Bach se toman de manera tópica, a razón de 4 gotas 4 veces al día del preparado personalizado de entre las 38 flores que hay. Lo ideal es hacerlo bajo el asesoramiento de un terapeuta floral. No obstante, Edward Bach quiso dar a conocer estos remedios para que cada persona pudiera tener su botiquín y curarse a sí mismo. Por lo tanto, podemos combinar hasta 7 esencias florales para tomarlas por vía oral

En el caso de la vista, lo ideal sería combinar el tratamiento oral, enfocado en el equilibrio de nuestras emociones, con el tratamiento tópico, dirigido al trastorno de la vista que padezcamos. 


Aplicación tópica

Podemos aplicar las Flores de Bach a nivel tópico de dos maneras:

  • Compresas: Pondremos 9 gotas del preparado floral en medio vaso de agua (100 ml). Humedeceremos un par de gasas en el agua, las escurriremos un poco y nos las colocaremos sobre los párpados cerrados mientras estamos tumbados. Descansaremos en esta postura al menos 10 minutos. Podemos hacerlo de una a tres veces al día. 
  • Colirios: Es una vía más directa pero también hay que hacerlo con mucha precaución e higiene. 

Receta para el colirio

Ingredientes

  • Suero fisiológico estéril (suelen vender ampollas de unos 10 ml). No debemos usar agua mineral.
  • Flores de Bach. 

Elaboración

  • Deberemos, en primer lugar, esterilizar el frasco de cristal que vayamos a usar y los utensilios. El método más sencillo es hirviéndolos. 
  • Por cada 10 ml de suero fisiológico, añadiremos una gota de cada Flor de Bach que queramos usar, hasta un máximo de 4. 
  • No podemos usar alcohol o vinagre como conservante, por lo que mantendremos el recipiente bien cerrado durante un máximo de una semana. 

Aplicación

  • Nos aplicaremos el colirio de 3 a 5 veces al día para tratamientos agudos (conjuntivitis, picor, irritación, etc.).
  • Para mejorar la vista de manera gradual deberemos aplicar el colirios 2 o 3 veces al día durante al menos 3 meses, combinándolo con una buena alimentación, ejercicios oculares, etc. 

¿Qué Flores de Bach que necesitas?

A continuación, en estos vídeos puedes descubrir para qué sirve cada una de las 38 flores. No obstante, para la aplicación tópica mediante compresas o colirios deberías averiguar cuál es la causa emocional de tu trastorno ocular. En este artículo encontrarás la ayuda necesaria. 

Comentarios